El sistemático y progresivo intento de vaciar las Comunas

por Mariane Pécora

Antes de afianzar su triunfo en la segunda vuelta, cuando su partido había obtenido la hegemonía en las cada uno de los quince distritos de la Ciudad, las promesas de Mauricio Macri empezaron a desvanecerse. Y generó desde el PRO una constante y progresiva batalla para vaciar de sentido y utilidad a las futuras Comunas.

 

 

En el principio fueron las UAC

La primera estocada la dio dos días antes de la segunda vuelta electoral. Haciendo uso de sus atribuciones para reglamentar la estructura organizativa de la Ciudad, Macri sancionó el decreto 376/11. Y así aparecieron las Unidades de Atención Ciudadana (UAC), unas entidades que serían administradas por la subsecretaría de Atención Ciudadana, que depende de la Jefatura de Gabinete.
Las UAC tendrían funciones y competencias que se superpondrían con las de las futuras Comunas, sobre todo en temas referidos a la descentralización de servicios. De modo que las flamantes Comunas quedarían sin los presupuestos para obras públicas. Y -vaya paradoja- toda la nueva estructura burocrática de las UAC estaría a cargo del mismo funcionario que, según la Ley de Comunas, tiene la obligación de garantizar una efectiva transferencia de los servicios centralizados a las Comunas: Eduardo Macchiavelli.

Los actuales Centros de Gestión y Participación Comunal CGPC fueron creados por el decreto 816/ GCBA/2006, para facilitar la descentralización y el camino hacia las futuras comunas. Este decreto específica, en el artículo 3º, que los CGPC quedarían disueltos “al asumir funciones las primeras Juntas Comunales”. Una lectura atenta del decreto 376/11, sancionado por Macri, indica que las UAC son la continuación de los CGPC, pero con otro nombre y atribuciones que, indefectiblemente, se superpondrán a las futuras Comunas. El decreto en cuestión no especifica en que espacio físico funcionarán las UAC, sin embargo, todo indica que sería en las sedes de los actuales CGPC. Donde las Juntas Comunales electas se verían obligadas a avenirse con los 18 directores generales de las UAC, designados por la Jefatura de Gabinete, que percibirían remuneraciones superiores a las de los propios comuneros.
De esta manera, la subsecretaría de Atención Ciudadana, a cargo de Eduardo Machiavelli, y su jefe directo, Horacio Rodríguez Larreta, podrían seguir manejando fondos de un modo discrecional, como lo han venido haciendo hasta ahora.

El decreto de Macri mereció la presentación de dos amparos ante la Justicia porteña. Ambos desestimados por la jueza Gabriela Seijas. Y los amparistas apelaron la sentencia porque consideran que “si bien es indudable que el jefe de Gobierno tiene atribuciones para establecer la estructura de los organismos de su dependencia”, no puede hacerlo “soslayando” el rango constitucional de las Comunas. Por otro lado, el 6 de octubre la Legislatura porteña elevó una declaración de rechazo a la creación de las UAC: “porque no tienen sentido, son inconstitucionales, vacían de funciones a las Comunas, y su puesta en marcha duplicará estructura y gastos de gestión”. Esta declaración no significa que el decreto será derogado, pero es un precedente importante.

Luego llegó el paupérrimo presupuesto para las Comunas

El presupuesto asignado a las comunas fue la segunda estocada. La actual gestión de Gobierno obvió considerar a las comunas como jurisdicción dentro del proyecto de presupuesto 2012 y dejó en manos de la subsecretaría de Atención Ciudadana, a cargo de Eduardo, la asignación del presupuesto y la transferencia de los servicios a las flamantes comunas. La cifra propuesta es irrisoria. Macchiavelli solicitó para su subsecretaría 332,7 millones de pesos, de los cuales tan sólo $ 71, 8 millones están asignados a las 15 Comunas. Este monto equivale al 0,002% del presupuesto total previsto para la Ciudad. De modo que cada Comuna contará con un presupuesto anual inferior a los 5 millones de pesos, y deberá pagar con eso los sueldos del personal, el mantenimiento de la sede comunal, y demás gastos. Es decir: las Comunas no podrán hacer obras, ni servirán para nada, serán solo una especie de ornamento [1].

El rídiculo plan de transferencias

La tercera estocada la dio Machiavelli cuando presentó ante la Legislatura su cronograma de descentralización paulatina. En concreto, el subsecretario de Atención Ciudadana plantea terminar la transferencia de las funciones a las Comunas recién en el año 2013. Esto significa que durante los dos primeros años las Juntas Comunales boyarán en la absoluta inoperancia: no cumplirán las funciones que prevé la Constitución, no tendrán respuestas para los vecinos… Es una excelente estrategia para después convencer a los vecinos de que las Comunas no cumplen función alguna y entonces desmantelarlas por completo.

El chiste que puede salir mal

El PRO no cuenta con mayoría propia en la Legislatura Porteña, y esto lo saben bien los legisladores de la oposición y los comuneros electos, que están dando batalla para que se modifique el proyecto de presupuesto, de manera que se le otorgue jurisdicción propia a las comunas y se les asigne un monto presupuestario equiparable a las competencias que establece la Ley Nº 1777. Esto sería un presupuesto de 100 millones de pesos por Comuna, en vez de los 5 millones asignados.
El desafío ahora es convocar a los vecinos para que hagan propia la lucha por la autonomía de sus Comunas; y eso se consigue con la participación activa, involucrándose en los asuntos que preocupan a cada barrio.
Esta tarde, a las 17 hs., los comuneros electos y las organizaciones políticas se movilizaran a la Legislatura Porteña, para exigir que no sea tratado el proyecto de presupuesto para el 2012, hasta bien no se incorpore a las comunas como jurisdicción con partida propia y no se deroguen las UAC.

De la participación de los vecinos y de la valoración  que hagan de ellos sus ahora representantes directos dependerá el éxito de esta convocatoria.

——————————————————————

[1] La Ley de Comunas, Nº 1777, establece que el Ejecutivo de la Ciudad  puede destinar hasta un 5% del presupuesto total de la Ciudad a las Comunas. Teniendo en cuenta que el monto total del Presupuesto porteño, para el año próximo está estimado en $ 32.705 millones, el 5%  hubiese representado más de 1635 millones para las quince secciones, con lo cual cada Comuna habría podido administrar alrededor 109 millones de pesos. Es decir, que el presupuesto asignado al total de las comunas es 25 veces menor al  máximo sugerido en la Ley.

3 comentarios en “El sistemático y progresivo intento de vaciar las Comunas”

  1. Cuando los ciudadanos no ponen límites a las decisiones discrecionales de los funcionarios- más temprano que tarde- terminan siendo afectados…

  2. Somos de Lugano conformando una asociación civil, Gente de lugano tratamos de participar junto a otras asociaciones y vecinos en todo lo referente a la comuna 8, desde diciembre del año pasado de diferentes puntos de la misma actuamos en los pre-consultivos, reuniones de todo tipo ,mesas de trabajo y consenso sobre temas de infraestructura y seguridad hemos presentado las propuestas a los entonces candidatos Comuneros,en la U.T.N. ahora mi pregunta como van a funcionar las comunas cuando no pueden manejar sus presupuestos? sentimos que mas que representantes están solo por los sueldos,son una maquina de obstaculizar solo representan intereses políticos,de los gob. de turno, cuando la señora Eva ferraro ya viene de una anterior gestión y Pandolfi ni siquiera vive aquí no conoce los limites de la misma .Me gusta informarme y saber soy una simple ama de casa que aprendió hacer política y gestión cansada de los que nos representan

    ,

  3. Desde que comenzó el tema de las comunas, me interesé, cuando supe que los comuneros, todos, cobrarían sueldos, me alejé, son puestos politicos mas, de distintos partidos, pero sueldos e intereses al fin. Me acercaré porque tengo interes en instalar el tema de los consorcistas , personas que viven en departamentos en propiedad horizontal, totalmente desprotegidas. Por suerte, hemos logrado una nueva legislacion que nos ayuda bastante, pero todavía es poco dado el grave problema de corrupcion que existe dentro de los consorcios, no solo por parte del administrador, sino de muchos “vecinos” oportunistas que ven , dentro de los consorcios, el negocio con el que siempre soñaron. Lamentablemente , la situación de millones de consorcistas sigue siendo grave y lucharemos hasta ver despejado el panorama de tanto problema. De allí wue intentaremos estar en las comunas, pero a titulo gratuito, nunca de otra manera.
    Alicia Gimenez
    UCRA – Presidente
    [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.