Masiva marcha en defensa de las Juntas de Clasificación Docente

Miles de maestros y profesores marcharon hoy a la Legislatura porteña en repudio del proyecto del gobierno de Mauricio Macri que trata de eliminar las Juntas de Clasificación, único órgano de gobierno democrático que tiene la Ciudad en su sistema educativo.

En el segundo día del paro de 48 horas, que comenzó ayer, y que logró una adhesión del 98%, los docentes marcharon con muñecos, carteles y banderas de los distritos escolares, encabezados por los referentes de 15 de los 17 sindicatos. “Yo no fui elegido a dedo” fue la consigna que sintetizó la jornada y que, inscripta en un escudo autoadhesivo, se repetía en los pechos de muchos de los maestros que se movilizaron.

La fuerte y ruidosa protesta empezó con un aplauso al militante Mariano Ferreyra, a un año de su asesinato, y cerró con el himno nacional. Posteriormente, Eduardo López, secretario general de la UTE, uno de los sindicatos convocantes, cuestionó al comenzar su discurso que “un matutino de amplia tirada decía esta mañana que 400.000 niños estaban hoy sin educación”. “¡Mentira! Hoy 400.000 niños -subrayó- están viendo cómo sus maestros pelean por una educación que garantice la igualdad de oportunidades, la distribución del conocimiento, y la formación de hombres y mujeres libres”.

A continuación, López dijo que “Macri tiene que saber que, para nosotros, lo fundamental es enseñar; pero cuando gobierna la derecha, luchar y enseñar son sinónimos”. Hoy, como ayer, la adhesión al paro llegó al 98%, e incluso alcanzó a escuelas privadas, según fuentes gremiales.

Desde la mañana, los sindicatos se encargaron responder las declaraciones del jefe de Gobierno que calificaban el reclamo de los educadores como “político” e “ideológico”. “Por supuesto que defender un sistema democrático y transparente de designación de docentes es una determinación política, así como también es política e ideológica la determinación del Gobierno de Macri de querer imponer la lógica del patrón de estancia para nombrar a maestros, profesores y directivos de escuela”, dijo López.  El dirigente advirtió que el objetivo de fondo que persigue el Ejecutivo porteño es disciplinar a la docencia por la defensa que hicieron los maestros de la escuela pública los últimos años.

Los docentes caminaron por la Avenida de Mayo hasta la Plaza de Mayo para ingresar después por Diagonal Sur hasta la Legislatura, cantando “mire señora, qué desperdicio, haber votado al cheto de Mauricio”, y también “hoy el macrismo, muy poco serio, no quiere juntas, quiere usar el dedo”.

“El proyecto cercena un derecho logrado por la lucha de los docentes, al poner en riesgo el único órgano de gobierno democrático que tiene la ciudad en el sistema educativo”, dijo Stella Maldonado, titular de la central gremial docente Ctera, que acompañó el reclamo de los maestros porteños.

Los dirigentes coincidieron en que el estatuto no se puede modificar porque la representación docente en el sistema de designación de maestros y profesores es una conquista histórica y, aunque podría corregirse, jamás debería hacerse sin el consenso de los maestros. Así lo expresó Tito Nenna, ex secretario general de UTE, hoy diputado porteño, quien responsabilizó a Macri de reemplazar “las juntas por una agencia de recursos humanos”.

La protesta recibió numerosas adhesiones de organizaciones sociales, de derechos humanos y de entidades docentes nacionales como CEA y UDA así como de diputados porteños, entre ellos, Delia Bisuti, María Elena Naddeo y Laura García Tuñón.

Para muchos de los referentes sindicales que expusieron ante los más de 10.000 docentes movilizados, según cálculos gremiales, es falso que el ministro porteño de Educación, Esteban Bullrich, tenga intención de dialogar.

“Presentó el proyecto consumado en la Legislatura y después nos dicen que podemos ir a discutirlo”, se quejó Carina Costaguta, de Camyp.

La medida de fuerza fue declarada por los sindicatos UTE, Ademys, Camyp, Amet, UDA, Sedeba, Seduca y AEP, entre otros sindicatos.

El conflicto se inició hace 15 días, cuando el Ejecutivo presentó en la Legislatura un proyecto de ley para modificar el artículo 10 del Estatuto del Docente, lo que generó una fuerte reacción gremial y abrió un áspero debate legislativo. El proyecto aún no consiguió el dictamen de la Comisión de Educación de la Legislatura porteña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.