Ordenan no innovar en Las Victorias

La jueza porteña Patricia López Vergara ordenó al gobierno de la ciudad que no se innove en el estado de la centenaria capilla de Libertad 870, sobre la que había aprestos de demolición para construir cocheras y oficinas, informó hoy la asociación vecinal “Basta de demoler”.

La medida precautelar fue dictada ante el recurso de amparo presentado por esa asociación, con apoyo de la comunera Edith Oviedo, de la Comuna 1. La magistrada pidió al gobierno porteño más información para resolver si dicta la cautelar.

María Carmen Arias Usandivaras, presidenta de Basta de demoler, informó que la jueza ordenó al gobierno de Mauricio Macri que en cinco días “remita todos los antecedentes administrativos relacionados con la modificación o demolición del inmueble”. También ordenó a la Policía Metropolitana que ponga una consigna permanente en el lugar.

Libertad 870 marca la puerta de una capilla que integra, con el convento y la iglesia Nuestra Señora de las Victorias, un conjunto arquitectónico neogótico construido entre fines del siglo 19 y comienzos del 20, donde se planea construir cocheras y oficinas en lugar de la capilla y sobre la terraza del convento que llega hasta la esquina con Paraguay.

Semanas atrás se sacaron muebles y ornamentos del lugar, y la semana pasada, una cuadrilla de obreros descargó maderamen para andamios, lo que alertó a los vecinos.

En la iglesia que integra el conjunto alguna vez dio misa Don Orione y en 1967 el escritor Jorge Luis Borges se casó con Elsa Millán.

“El viernes fuimos hasta allí, hablamos con un sacerdote, que se presentó como el superior, y le dijimos que si no había cartel de obra, lo que fueran a hacer allí sería ilegal, y advertimos que se trataba de un bien protegido”, dijo Arias Usandivaras.

Añadió que el cartel apareció poco después “y confirmó que habrá una demolición parcial, por lo que también llamamos a la Fiscalía General de la Ciudad que envió un patrullero”.

Ese mismo día fue presentada la acción de amparo en el juzgado 6 en lo contencioso administrativo porteño, de López Vergara, que dictó una “precautelar” para detener lo que fuera a suceder allí de modo que no haya daños irreparables, y pidió la información para resolver el pedido, dijo Arias Usandivaras.

Basta de demoler informó también a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y a algunos legisladores.

La Legislatura porteña aprobó el jueves un pedido de informes al Ejecutivo local impulsado por el diputado Pablo Bergel, que indaga sobre la posibilidad de que se realicen las obras cuestionadas.

Se apunta a conocer si el Ejecutivo “ha recibido alguna tramitación referente ya sea a una demolición total o parcial, reforma o ampliación” del templo, la parroquia y el convento situados en Paraguay y Libertad.

Asimismo, el texto requiere que de ser afirmativo alguno de esos casos, se envíe a la Legislatura “documentación fehaciente al respecto”, así como informes sobre “qué consideraciones se han realizado sobre el impacto” de la obra a ejecutarse.

Por otra parte, Bergel presentó un proyecto de ley de catalogación definitiva del predio que busca complementar la actual protección, que sólo tiene un rango de “preventiva”, el cual seguramente será debatido el año próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.