Para la Libertad

Solidaridad y Participación

Una fórmula para vivir sin cercos

EL CASO DE PARQUE LAS HERAS

por Rafael Gómez

Miguel Hernández, el poeta que escribió Para la Libertad, amaba la tierra y los árboles y estuvo cercado varios años, preso, por la Falange de Franco. Macri, jefe de gobierno de la Ciudad, hijo de otro Franco, está cercando a los vecinos de Buenos Aires, está separándolos de la tierra y los árboles para facilitar negocios privados. Preguntó, hace tiempo, Miguel Hernández: Andaluces de Jaén, aceituneros altivos, pregunta mi alma: ¿de quién, de quién son estos olivos?”

Estos árboles y esta tierra son nuestros, dicen los vecinos reunidos en Coronel Díaz y Las Heras. ¿Y cuáles son los negocios?, pregunta Periódico VAS. Usar las plazas públicas para construir estacionamientos subterráneos y explotarlos como emprendimientos privados, dicen los vecinos de Parque Las Heras. Ya hay trece plazas en ese plan.

¿Se trata de un buen negocio?, quiere saber VAS. Si se considera que el alquiler mensual de una cochera ronda los 450 pesos, que quieren construir quinientas, que la actividad requiere pocos empleados, y que tiene bajo costo de mantenimiento… Lo que hace al negocio redondo -interviene otro vecino, que viene de abollar el cerco con un martillo-, es que las empresas privadas no necesitan comprar el terreno. Suponga que la empresa Vialco, que ha tomado nuestro Parque y le ha puesto cercas, tuviera que pagar a precio de mercado un terreno de 8000 m2 para construir cocheras en esta zona… ¿Usted cree que haría el mismo negocio?

Pero más allá de los negocios, a los vecinos de Parque Las Heras les importa el impacto ambiental de la obra, perder 150 árboles, añosos, familiares, que deben ser extraídos según el proyecto, perder el patrimonio arqueológico de la vieja Penitenciaría, y perder por mucho tiempo un lugar de encuentro: de reuniones, deportes, solárium, mateadas, paseo de perros, salida con chicos, guitarreadas, parejas, libros, charlas… es perder en suma una forma de vida, una libertad.

Y para la libertad empezaron a reunirse los vecinos cuando aparecieron las cercas los primeros días de julio. Las derribaron un 17 de julio, la empresa volvió a colocarlas. El jueves 22 se formó la Comisión de Vecinos en Defensa del Parque Las Heras. Y a partir del 24 los vecinos se reunieron todos los sábados al mediodía en la intersección de Av. Las Heras y Coronel Díaz. Había entonces 200 inscriptos en la página de Facebook “NO a cerrar el Parque Las Heras y destruir su espacio verde!” http://www.facebook.com/parquelasheras Hoy, a poco más de un mes, hay arriba de 9000 miembros.

Los vecinos extendieron la solidaridad y participaron en comisiones, reuniones en el CGPC 14, en la Defensoría del Pueblo, Legislatura… E iniciamos una acción de amparo, dice Ernesto Altamiranda, miembro del Consejo Cosultivo de la Comuna 14. ¡Resultó que la empresa no tenía el informe de impacto ambiental! No se habían previsto cuestiones elementales para el cuidado de los árboles ni para preservar los restos de la Penitenciaría. ¡Las cercas están tapando la salida de emergencia de una escuela que tiene 900 alumnos!

El juez Roberto Gallardo del Juzgado Nº 6 tomó la medida precautelar de suspender las obras, dice al VAS el abogado Pedro Kesselman, vecino de Parque Las Heras desde hace 26 años, que inició el amparo.

Además, la obra estaría violando la Ley 3057 y la Ley 469, que indican la construcción de estacionamientos subterráneos pero en obras a cielo cerrado y preservando todas las especies arbóreas, monumentos, arqueología, canteros, carpeta de césped, etc.

Altamiranda y Kesselman resaltan la solidaridad, la participación, y la movilización de los vecinos. Gracias a la solidaridad y la participación ciudadana se consiguió detener la extracción de los árboles y la excavación en el Parque. El juez Gallardo ha pedido peritos agrónomos y arqueólogos para entender en la preservación del lugar, y mañana, jueves 2 de septiembre a las 13 hs., ha fijado una  Audiencia Pública en la Asociación de Abogados, calle Uruguay 485, donde los vecinos reclamarán que se quiten las cercas.

“Jaén, levántate brava sobre tus piedras lunares, no vayas a ser esclava con todos tus olivares.
Dentro de la claridad del aceite y sus aromas, indican tu libertad la libertad de tus lomas”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.