Y las Putas marcharon…

Más de 200 personas participaron hoy de la primera “Marcha de las Putas” en Buenos Aires bajo la consigna “No significa No” con el objetivo de concientizar sobre los derechos de las mujeres a vivir sin ser agredidas por razones de raza, oficio, creencia, forma de vestir o aspecto físico.

“El éxito de la convocatoria es una clara demostración que hay temas que necesitamos visibilizar, como la violencia que vive la mujer en su cotidianeidad, un problema que debemos resolver como sociedad, y la palabra puta debe dejar de ser usada para justificar cualquier agravio contra la mujer”, dijo Pamela Querejeta, organizadora del evento.

La marcha,  partió desde el Obelisco y terminó en el Congreso. Marcharon mujeres y varones de distintas edades, con una fuerte presencia de jóvenes y personas de otros países que sumaron sus voces en reclamo de las mujeres víctimas de violencia de género y reclamaron por la aparición de desaparecidas, como María Cash.

Para Nadia Ferrari, otra de las organizadoras, “esta es una marcha pacífica, que representa la unión entre mujeres para decirnos “yo sé lo que te pasó, yo también lo viví” y también entre los hombres y las mujeres en búsqueda de una sociedad más respetuosa y tolerante”.

La “Marcha de las putas” o “Slut Walk” es una iniciativa surgida en abril de este año en Canadá como respuesta a los dichos del policía Michael Sanguinetti, quien durante una disertación ante universitarios en Osgoode, dijo que las mujeres “dejen de vestirse como putas si no quieren ser violadas”.

Mujeres y varones de 15 países del mundo replicaron la experiencia de marchar contra la violencia de género, y este viernes se concretó en Buenos Aires gracias a la iniciativa de Vic Sandrini que vive en Córdoba y trabaja en un sindicato, las periodistas Pamela Querejeta Leiva y Nadia Ferrari de la Red Par (Periodista de Argentina en Red por una comunicación no sexista), Verónica Lemi y Flavia Baca Hubeid.

Las jóvenes impulsoras armaron la marcha gracias a las redes sociales, tanto en lo referente al contacto con otros países que ya las concretaron, como en la organización del movimiento local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.