Discriminacion y Violencia en una campaña publicitaria

El Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión, conformado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), cuestionó el “fuerte mensaje discriminatorio” y la “violencia simbólica” de la campaña publicitaria televisiva que lleva el eslogan “Dar todo por un amigo. Una gran decisión”, creada por la agencia Ogilvy Argentina para la cerveza Schneider. Puntualmente, el organismo elaboró un informe en el que analiza los anuncios denominados “Segunda” y “Hermana”.

“Segunda” escenifica un encuentro de amigos en un bar, donde uno de ellos está con una joven, a su vez acompañada por otra “con nariz prominente y gesticulaciones exageradas”, explica el informe. Uno de los muchachos se dirige a la segunda mujer, “acción que se presenta como heroica y sacrificada, ya que la figura femenina no respondería al ideal de belleza imperante”.  El observatorio asegura que en este mensaje existe “racismo estético, con estigmatización y discriminación por apariencia física”, y explica que el anuncio “conlleva un mensaje claramente discriminatorio”, donde “la burla o ridiculización permanente de las personas por motivo de sus caracteres físicos, posee significaciones altamente agresivas y ofensivas hacia aquello otro que se percibe como diferente“.
Aquí, sintetiza el informe, se alude a la “violencia mediática y simbólica”, contempladas en la ley 26485 de protección integral de la violencia contra las mujeres, indicando que en la concepción del aviso “operan mecanismos de exclusión, segregación, estigmatización y de negación de la alteridad y de la diversidad, que refuerzan la existencia de prácticas discriminatorias”.

En “Hermana”, el protagonista “entrega a su hermana, con el fin de retener a un amigo en pos de la amistad que aparece como el valor fundamental para la marca”. El organismo afirma que  en este caso “la mujer aparece absolutamente cosificada, se la entrega como un bien preciado, sin voluntad propia”.

Por último, el Observatorio aporta una serie de recomendaciones a anunciantes, agencias de publicidad y medios de comunicación audiovisuales: “evitar la asociación entre un modelo de belleza y valores como la aceptación social, el éxito y/o la felicidad”,  también ” no promover modelos que consoliden pautas tradicionalmente fijadas para cada uno de los géneros” y obviar “presentar el cuerpo de las mujeres como un espacio de imperfecciones que debe ser corregido o como mercancía”. Proponiendo “que se presente la diversidad de mujeres, de los roles que ocupan socialmente y de sus figuras físicas”.

Comentarios

  1. ¡Qué necesario es tener una permanente observación de nuestras conductas para detectar errores de baja ética!
    La tarea de organismos como el INADI, el AFSCA y el CNM tiene la virtud de llevarnos a la conciencia nuestras fallas cotidianas, ayudándonos a mejorar nuestro pensamiento. Así esas entidades resultan verdaderos constructores de humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.