El Cólon en Lucha

La decisión de cesantear a ocho empleados -de los cuales siete son representantes sindicales- derivó en el anuncio de la Asociación de Trabajadores del Estado de la Capital Federal de un paro de 24 horas para el miércoles próximo.

Tras un plenario celebrado el viernes pasado,  la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Capital convocó a un paro de trabajadores del Colón para el miércoles 31. La medida fuerza que comenzará a las 12 horas en plaza Lavalle, se efectúa en respuesta al despido de parte del Gobierno de la Ciudad de ocho empleados, en su mayoría delegados gremiales, que se efectivizó el jueves 25 de agosto.

García Caffi

Por su parte, el director del Teatro, Pedro García Gaffi, manifestó que la resolución “responde al dictamen de la Procuración del conflicto que tenemos desde las acciones que se llevaron a cabo en el Teatro en octubre y noviembre del año pasado”, cuando las medidas de fuerza de los trabajadores obligaron a la suspensión de varias funciones: la de la Orquesta Filarmónica y Sol Gabetta y una de la ópera Falstaff, entre otras.

Según García Gaffi el dictamen  en cuestión “pide que dejemos cesantes a los ocho trabajadores. En un caso sería automáticamente, en los otros siete, deberemos pedir primero el desafuero gremial”

Citación  y Pedido de Informes

Por otra parte, el  diputado socialista Raúl Puy presentó un proyecto para citar al director del Teatro Colón, Pedro Pablo García Caffi, a la Comisión de Cultura de la Legislatura porteña, donde se le solicitará que brinde informes sobre el despido de ocho trabajadores del Colón.

“Es menester que el director general explique y fundamente las razones que dieron lugar a semejante decisión que vuelve a poner en conflicto a nuestro máximo Coliseo”, dijo Puy al fundamentar su iniciativa.

Puy también elevó pedido de informes al Ejecutivo porteño para “despejar hasta el más mínimo vestigio de sospecha ante los ojos de la ciudadanía acerca de la instrumentación de acciones ilegales y arbitrarias y de hechos que ponen en peligro no sólo la salud física de los trabajadores, sino también el desarrollo de una actividad cultural”.

El requerimiento surgió, según el texto presentado por Puy, ante declaraciones vertidas por García Caffi sobre las cesantías, en las cuales sostuvo que “por no haber tomado antes este tipo de resoluciones los conflictos siempre reaparecen.

Gómez Coronado

En la misma línea, el  Defensor del Pueblo Adjunto de la Ciudad, Gerardo Gómez Coronado alertó sobre el peligro, para la calidad artística del Teatro Colón, que puede ocasionar el despido de varios integrantes de su elenco estable.

Al respecto Gómez Coronado afirmó que “es deber del Gobierno de la Ciudad proteger al Teatro Colón, tanto en su aspecto edilicio como a sus recursos humanos” y agregó: “nuestro querido Teatro está mundialmente valorado no sólo por su excelente acústica y excelso edificio, sino que también por sus reconocidos músicos, bailarines y artistas que trabajan bajo el escenario”.

El Defensor del Pueblo Adjunto porteño, en relación al conflicto gremial sostuvo que “un burocrático conflicto laboral no puede justificar que el Colón se desprenda de un trompetista como José Piazza, un barítono como Carlos Flores, un contrabajista como Pastor Mora, un tenor como Ricardo Ochoa, una violinista como Patricia Pérez, y un clarinetista como Carlos Fernández; más allá que algunos de ellos sean circunstancialmente delegados gremiales, que valga la aclaración, siguieron tocando sin solicitar sus licencias gremiales”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.