Tratamiento express del proyecto Macri-IRSA

Con total apresuramiento y al borde de la veda electoral, los diputados de la Comisión de Protección y Uso del Espacio Público convocaron a sus pares de Planeamiento Urbano y Ecología a una reunión a celebrarse el día  de hoy 19 de octubre a las 13 horas,  para  tratar el acuerdo Macri – Irsa. En los últimos períodos legislativos no se registraron antecedentes sobre reuniones conjuntas de tres comisiones. Este proyecto millonario ha logrado una extraña vocación por el trabajo en plena campaña.

El diputado por el Partido Socialista Auténtico – Bloque Proyecto Sur-, Adrián Camps, quien integra de las tres comisiones, solicitó la postergación de la reunión dado que el proyecto carece de estudio de impacto ambiental y nunca fue tratado por los asesores de  las comisiones de Ecología y Espacio Público.

El convenio Macri – Irsa busca modificar lo establecido en la ordenanza 45.665 sancionada en diciembre de 1991, donde se fija una altura máxima de 27,45 metros para la edificación en el predio. En tanto que el nuevo proyecto autoriza a construir torres de 160 metros, otorgando a la empresa  un gigantesco beneficio económico.

Para el diputado Adrián Camps, no tiene sentido modificar la ordenanza 45.665, generando un altísimo impacto ambiental y social con el sólo fin de favorecer a una empresa.

El proyecto también pretende inundar un humedal perteneciente a la Reserva Ecológica, realizando obras que elevarían  el nivel del agua para convertir esa vía en un acceso al lago interior del emprendimiento. Es importante mencionar  que los humedales de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur están protegidos internacionalmente  por la Convención de RAMSAR* (Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional), desde el 23 de marzo de 2005, por solicitud de la República Argentina; gozan en ese aspecto del mismo status que los Esteros del Iberá.

La posible elevación del nivel del agua en el Canal de la Reserva ha despertado gran preocupación en las más de 900 familias que habitan la villa Rodrigo Bueno, que ya han sufrido  inundaciones cuando se producen sudestadas.

“La construcción de un barrio de súper lujo junto a una villa contradice abiertamente el articulo 18 de la Constitución porteña que establece  que la Ciudad debe promover el desarrollo humano y económico equilibrado, que evite y compense las desigualdades zonales dentro de su territorio”, finalizó Adrián Camps.

 

——————-

*La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, llamada la Convención de Ramsar, es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.

Negociado en los años 1960 por los países y organizaciones no gubernamentales que se preocupaban por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales de las aves acuáticas migratorias, el tratado se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Es el único tratado global relativo al medio ambiente que se ocupa de un tipo de ecosistema en particular, y los países miembros de la Convención abarcan todas las regiones geográficas del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.