Latinoamérica en alerta roja

En julio, el ciclo Cinema Ojo Rojo pone su mirada en el lado no mostrado del continente, aquél que pelea día a día por su subsistencia, aquél que sufre las  consecuencias de un sistema que falla terriblemente, aquél que ignorado muchas veces, toma ahora voz y forma en estas representaciones  cinematográficas.
En cada uno de estos cuatro films se muestra la violencia en diversos grados – guerra de pandillas, narcoterrorismo, traumas por violaciones y  supervivencia delictiva, respectivamente- a la que están expuestos quienes viven estas experiencias y tratan de seguir adelante, consiguiéndolo o no. Definitivamente no se puede salir indemne luego de ver estas películas porque nos hacen reflexionar sobre algunas cuestiones que demasiado a menudo son ignoradas por la mayoría.

Todos los viernes de julio en Casa del Pueblo Capital, Entre Ríos 488,  proyección 22hs puntual.  Entrada libre y gratuita abierta desde las 21hs con barra y bufet.

06/07 – Ciudad de Dios (2002, Fernando Meirelles, Brasil)
13/07 – Rosario Tijeras (2005, Emilio Maillé, Colombia)
20/07 – La teta asustada (2009, Claudia Llosa, Perú)
27/07 – Pizza, birra y faso (1998, Bruno Stagnaro y Adrián Caetano, Argentina)

Ciudad de Dios, adaptada de la novela de Paolo Lins, retrata el crecimiento del crimen organizado en un suburbio violento de Río de Janeiro, entre finales de los años sesenta hasta principios de los ochenta. El protagonista de la película es este barrio, uno de los más peligrosos de la ciudad de Río. El narrador es “Buscapé”, un joven negro demasiado frágil y tímido para una vida criminal pero con suficiente talento como para tener éxito como artista y fotógrafo. Vemos a través de sus ojos el desarrollo de la vida, las peleas, el amor y la muerte de los personajes cuyos destinos se alejan y se cruzan con el paso del tiempo.

Basada en hechos reales, aborda el incremento del crimen organizado en los suburbios de Río de Janeiro, desde finales de los años sesenta hasta el comienzo de los ochenta, cuando el tráfico de drogas y la violencia impusieron su ley en las favelas.

Rosario Tijeras es una pelicula colombiana basada en el libro del mismo nombre escrito por Jorge Franco, que se se mete en la vida de una bella mujer envuelta en la subcultura de los sicarios en los últimos años de los ochenta – principios de los noventa en los barrios de Medellín, Colombia.

Rosario, es una mujer peligrosa la cual fue abusada y violada a los ocho años por su padrastro. Unos vecinos la violaron a los 14 años, aunque después se vengó de uno de ellos cortándole los testículos con unas tijeras —de ahí su apodo—. Convertida en asesina por su hermano mayor, que la vende a sus socios narcotraficantes. Rosario ya adulta proclamada como dueña de nadie, vive la vida al filo mientras intenta arreglar su pasado y los hombres en su vida, no haciendo las mejores elecciones por su camino… Medellín de noche, visto desde los aires, con sus luces que parpadean lentamente como los latidos de un corazón que ama y que quiere seguir amando.

Antonio y Emilio, dos amigos de clase alta, la conocen en una discoteca donde todos se encuentran. ¿Quién ese esa encarnación de la tentación? ¿Esa irresistible fantasía masculina? Es Rosario. Y Rosario que siempre ha conocido una versión de la vida, de pronto ve otro camino. Antonio el introvertido, y Emilio el galán, sucumben frente a la sensualidad de esta mujer y ella frente a su inocencia y su frescura.

Así, debajo de las nubes de la ciudad, de la fuerza de sus montañas y con un cielo azul de techo, Rosario, Antonio y Emilio se van a amar, a destruir y a remendar las costuras rotas que cada uno carga. A crear una relación donde podía no haber nada. Pero donde todos se dieron lo que buscaban. Tarde o temprano el destino le reserva a Rosario lo que le tenía guardado. Nos la encontramos en un hospital, entrando a urgencias “perforada por todos lados”. Le dispararon mientras la besaban, justo a su manera. Antonio espera su muerte en los pasillos del hospital, con un reloj que nunca avanza y la tensión flotando en el aire.

La teta asustada, es una película peruana, dirigida por Claudia Llosa y estrenada en 2009. La película  se centra en los temores de las mujeres que fueron violadas durante la violencia política que vivió Perú en las dos últimas décadas del siglo XX.

La historia se centra en Fausta, una joven que (según sus creencias) sufre una enfermedad llamada “la teta asustada”, una extraña enfermedad que transmite el miedo y el sufrimiento de madres a hijos a través de la leche materna, ya que su progenitora fue violada durante la época del terrorismo en el Perú entre 1980 y 1992. El film en sí, no especifica quién cometió el delito.

El conflicto interno acabó, pero Fausta para recordarla porque la enfermedad le robó el alma. Ahora la repentina muerte de su madre la obligará a enfrentar sus miedos y el secreto que guarda en su interior. En el transcurso de su vida y al escuchar las terribles historias que su madre le contaba a través de sus cantos (cantados en quechua), Fausta se encierra en sí y vive en una burbuja de traumas y miedos, que la hace repeler cualquier contacto con hombres (mas no con miembros de su propia familia), al escuchar una historia sobre como algunas mujeres se protegían de las violaciones al introducirse un tubérculo en la vagina, y ser rechazadas por los violadores, ella decide hacer lo mismo, a pesar que el enfrentamiento entre los militares y subversivos terminó; ya que vive impregnada aún con esos temores.

Pizza, birra, faso, es una película argentina estrenada el 15 de enero de 1998, escrita y dirigida por Bruno Stagnaro e Israel Adrián Caetano.  Narra la historia una banda de adolescentes marginales, formada casi al azar, que pululan por Buenos Aires viviendo de lo único que saben hacer: robar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.