Macri impulsa proyecto para recortar facultades de Juntas Comunales

El Jefe de Gobierno porteño remitió a la Legislatura una reforma a la ley de Comunas que pretende eliminar las remuneraciones de seis de los siete miembros de las Juntas Comunales, dejando la asignación sólo para el presidente. La iniciativa de Mauricio Macri  intenta recortar las funciones de estas unidades de gestión en lo vinculado al uso del presupuesto y la planificación de obras en los barrios.

Las comisiones de Descentralización y Asuntos Constitucionales de la Legislatura, son las encargadas de analizar este proyecto, que  plantea la derogación de cinco artículos y la reforma de otros trece de los 58 con que cuenta la ley orgánica de Comunas 1777, sancionada y promulgada en 2005,  y cuyas autoridades se elegirán por primera vez en la historia de la Ciudad en julio.

En los argumentos de la iniciativa, Macri sostiene que busca que las funciones que  prevé conceder, con su proyecto, a las Comunas estén en “un armónico equilibrio con las potestades del Gobierno de la Ciudad”.

Para ello, impulsó la reforma que incluye, entre otros puntos, que el presidente de la Junta Comunal sea el único que perciba una remuneración –equivalente al 60 por ciento del ingreso de los diputados porteños.

En tanto, promueve que los restantes seis miembros realicen su trabajo “en forma honoraria” dado que “en principio carecen de una función específica más que expedirse con su voto en las decisiones de la Junta”.

De esta manera, contrapone la ley original que establece en su artículo 25 que todos los integrantes de cada una de las 15 Juntas Comunales reciban remuneración.

En otro tramo de su propuesta, el jefe de Gobierno reforma el criterio de competencia patrimonial propia de cada Comuna al exigirle a cada una de las unidades que “antes de cada 31 de agosto” eleve su presupuesto anual al Poder central para “su consideración y análisis”, así como indica que será el Ejecutivo el que fije “el tope de gastos”.

En su redacción original, el artículo 15 establece que “la aprobación del anteproyecto de presupuesto de cada Comuna está a cargo de la Junta Comunal y se elabora a través de mecanismos que, a escala barrial, garantizan la participación de los vecinos en la fijación de metas, formulación y control presupuestario”.

El proyecto del macrismo dispone también cambios en las competencias concurrentes de las Comunas, estipuladas en el primer capítulo de la norma del 2005, donde se le agrega la leyenda “que por ley se determine” a varios de los artículos en los cuales quedaron determinadas las funciones relacionadas con la fiscalización, el control y ejecución de obras públicas en cada uno de los barrios.

Por último, deroga los artículos 9, que impide al Ejecutivo “ejercer las funciones derivadas de las competencias exclusivas de las Comunas”; el 13, que permite la intervención en la elaboración y planificación de políticas en las áreas sociales, como salud, educación y medioambiente; y los 28, 29 y 32, que fijan las atribuciones de los siete miembros de la Junta.

Legisladores de la oposición rechazan el proyecto

Legisladores de la oposición rechazaron el proyecto  de reforma de Ley de Comunas, que establece el recorte de las funciones de las flamantes unidades de gestión barriales, remitido por Mauricio Macri a la Legislatura.

“La oposición no está dispuesta a restringir la participación ciudadana y por ello no vamos a acompañar este proyecto que complica el entendimiento de la gente de lo que tiene que votar el próximo 10 de julio”, declaró la legisladora Gabriela Alegre, del bloque Encuentro Popular para la Victoria.

Alegre atribuyó esta iniciativa a la campaña electoral, en la cual el jefe de Gobierno buscará su reelección, y desestimó que el proyecto prospere en la Legislatura, ya que su aprobación demandaría dos tercios de los votos de los diputados, es decir, unas 40 manos alzadas.

Por su parte, Rafael Gentili, legislador de Proyecto Sur y titular de la Comisión de Descentralización –que tuvo a cargo el debate de los mecanismos de aplicación de la ley de Comunas-, aseguró que la propuesta del PRO “es un desastre, una burla a los ciudadanos ya que mata la idea de descentralización”.

También, la legisladora Adriana Montes, de la Coalición Cívica, cuestionó la medida, al sostener que “es una falta de respeto absoluto a los ciudadanos y a la gente que estuvo trabajando durante años en esta ley y más a un mes de las elecciones”.

Asimismo, la legisladora evaluó que “hay abundante presupuesto para pagar remuneraciones a todos los miembros de la Junta y no solo al presidente, porque todos van a prestar un servicio dentro de la comunidad”.

En tanto, la diputada del PRO e integrante de la Comisión de Descentralización, María Raquel Herrero,  expresó que la iniciativa del Ejecutivo debe “ser debatida y discutida” en la Legislatura y añadió que las modificaciones responden “a que hay leyes que exigen reformas y la 1777 tiene algunas dificultades de aplicación”.

Respecto del recorte de los sueldos para los miembros de la Junta, Herrero sostuvo que la idea es “cuidar los recursos que, en definitiva, es dinero de los vecinos”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.