Ordenan desalojo judicial de la Sala Alberdi

La Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas porteña ordenó hoy el desalojo de la sala Alberdi del Centro Cultural San Martín, ocupada desde enero pasado por cuatro docentes en reclamo de la autogestión del lugar y en defensa de la gratuidad de la enseñanza artística.

Eduardo Villar, abogado de los docentes, dijo que apelarán la medida al Tribunal Superior de Justicia porteño porque “si bien no fuimos aún notificados, entendemos que el expediente que tenía la fiscal Barcia estaba relacionada con el desalojo de la Plaza seca, no de la sala”.

El fallo que firman los camaristas Elizabeth Marum, Marcelo Vázquez y José Saez Capel, ordena que el juez de primera instancia Norberto Tavosnanska  -quien había dispuesto que los ocupantes podían permanecer en la Sala- debe determinar el modo del allanamiento y desalojo.

El fallo del magistrado de primera instancia había sido apelado por la fiscal Barcia y ahora la Cámara hizo lugar y ordenó el allanamiento.

Barcia entendía en la causa que derivó en el violento desalojo de la Plaza Seca del centro Cultural San Martín, hecho ocurrido el 12 de marzo pasado, con el saldo de tres heridos de bala de plomo, 16 con balas de goma y más de diez detenidos durante la represión que realizó la Policía Metropolitana.

La segunda estaba relacionado con los supuestos destrozos que habrían causado los estudiantes y docentes dentro del Centro Cultural, en ocasión de la represión.

“Tenemos que conocer el fallo de la Cámara pero no entendemos por qué la fiscal apela el fallo de primera instancia sobre la ocupación de la sala Alberdi, cuando ella entendía sobre lo ocurrido en el acampe de los chicos en la Plaza Seca”, dijo Villar.

Juan, uno de los estudiantes que fue desalojado de la Plaza Seca dijo a Télam que se organiza un corte de la avenida Corrientes y Paraná para protestar contra el fallo.

 Villar destacó que “el lunes el juez de primera instancia se notificará del fallo de Cámara y allí vamos a apelar al tribunal Superior porque creemos que lo que dictó la Cámara es un mamarracho ya que la fiscal se extralimitó en sus funciones”.

El 13 de marzo pasado hubo varios heridos -un par de ellos con balas de plomo- y detenidos cuando la Policía Metropolitana desalojó la Plaza Seca  del Centro Cultural San Martín, donde unos veinte manifestantes realizaban un acampe en apoyo a las cuatro personas que ocupaban la sala.

El hecho que generó en el 2010 la toma de la Sala Alberdi, tuvo su origen cuatro años antes, cuando el entonces jefe de gobierno local, Jorge Telerman, dispuso el traslado de las actividades que se realizaban en el lugar para realizar refacciones.

Desde entonces los artistas populares y talleristas que desarrollaban actividades en el lugar se negaron a ser trasladados a la Sala Los Andes, barrio de Chacarita.

En este sentido reclaman convertirse en tutores del espacio y garantes de su identidad histórica como espacio de producción, divulgación y formación artística”.

Los cuatro docentes que permanecen desde hace dos meses en el sexto piso del Centro Cultural San Martín eran apoyados por unos veinte estudiantes que les acercaban alimentos y bebidas y que efectuaban un acampe en la Plaza seca, situado en el hall central de ese espacio cultural.

Tras la represión y el desalojo, los letrados consiguieron que se continuará con la asistencia de alimentos a los que permanecían en el sexto piso, quienes permanecen allí apoyados en el fallo de primera instancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.