Vecinos frenan demolición del Convento de las Victorias

Los vecinos de Recoleta presentaron una medida cautelar para que no demuelan la Capilla y Convento de las Victorias, ubicada en Libertad y Paraguay.  El reclamo cayo en manos de la jueza en lo contencioso administrativo y tributario porteño Patricia López Vergara, quien deberá decidir si hace lugar hace lugar a la medida cautelar “de no innovar” de los vecinos, para que el Gobierno de la Ciudad “no otorgue ningún permiso de destrucción”, e “impida, en forma urgente y expedita, un nuevo golpe al patrimonio urbano y cultural de la ciudad”.

La acción fue iniciada por la juntista por la Comuna 1, Edith Oviedo, junto a María Carmen Arias Usandivaras y Santiago Pusso, en representación de la Asociación Civil “Basta de Demoler”.

Los reclamantes exigen que “se rechace cualquier proyecto de construcción presente o futuro que pueda afectar a este paisaje urbano y el valor histórico que representa” ya que en el lugar estaría la construcción de un edificio torre.

“Ello, además, pondría en peligro y afectaría directamente los edificios linderos ubicados en Paraguay 1204 y Paraguay 1252, los cuales se encuentran catalogados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con protección estructural y protección cautelar”, señala el escrito.

En ese sentido, calificaron la eventual demolición del predio y la pérdida de sus bienes como “crímenes de lesa belleza” y advirtieron que “si el bien resulta destruido es irrecuperable”.

El conjunto arquitectónico neogótico que forman el convento y la iglesia Nuestra Señora de Las Victorias, fue construido entre fines del siglo 19 y comienzos del 20

El epicentro de la demolición sería entonces la capilla de Libertad 870, no la iglesia parroquial que da sobre Paraguay, construida en 1880, donde alguna vez ofició misa Don Orione y en 1967 el escritor Jorge Luis Borges contrajo enlace con Elsa Millán. Esta Capilla ya ha sido despojada de cuadros y bancos y de parte de la fachada del Convento. Se prevé construir en el lugar dos subsuelos de cocheras y de ocho pisos de oficinas que se prolongará sobre la terraza del resto del Convento hasta la esquina con Paraguay.

El templo, cuyos vitrales fueron traídos de París, fue encomendado a la Congregación del Santísimo Redentor, que lo inauguró en 1883. Su actual párroco es Miguel Ángel Chabrando. Este complejo histórico fue escenario de la batalla de la Revolución del Parque, que se desarrolló en la Plaza Libertad el 26 de julio de 1890, siendo la Torre de las Victorias centro del fuego de la artillería. En aquel episodio histórico, la Cruz Roja montó allí un hospital de campaña.

El defensor adjunto del Pueblo de la Ciudad, Gerardo Gómez Coronado, a partir de la inquietud vecinal, pidió al Gobierno porteño los planos de la obra e información sobre su autorización, pero el pedido aún no fue satisfecho.

El funcionario comparó el caso de Las Victorias, con el que se suscitó en torno de la iglesia de Santa Catalina de Siena, en San Martín y Viamonte, un templo del siglo 17 al que se quiere construir aledaño un edificio en torre, de profundos cimientos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.