Censaran a los “manteros” de calle Florida

Una de las primeras medidas que adoptó el recientemente nombrado defensor adjunto Andrés Gallardo de la Ciudad, para solucionar el permanente conflicto entre los llamados “manteros” y los comerciantes de calle Florida y avenida Pueyrredón, para lo cual pondrá en marcha un censo entre los vendedores que ocupan diariamente la peatonal más importante de la city porteña y la famosa Avenida.
Con el objetivo frenar la política que pretende implementar al PRO a partir de la sanción de una ley mediante la cual se criminalizará a los vendedores ambulantes y buscar una solución para los trabajadores, la Defensoría General porteña lanzará a partir del lunes un censo sobre la calle Florida y la avenida Pueyrredón, que son dos puntos neurálgicos de la actividad de los manteros. La iniciativa fue promovida por el defensor adjunto Andrés Gallardo, quien tendrá una entrevista el lunes con el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, para empezar a analizar una solución que incluya a los trabajadores y a los comerciantes como parte del diálogo.
Andres Gallardo, considera la reiteración de permanente de estas conductas, da cuenta de que está frente a una problemática de tipo estructural y social, que no se soluciona con la mera defensa técnica, sino encarando una resolución global. Hace poco menos de un mes, el flamante funcionario se tomó licencia como juez y asumió como defensor adjunto penal con un claro mandato: “Intentar neutralizar los progresivos esfuerzos del Poder Ejecutivo de esta ciudad de criminalizar la protesta social y la pobreza”, dice el decreto con el que lo designó el defensor general Mario Kestelboim.
Para empezar, Gallardo, hará circular entre los vendedores una carta en la que explica que el censo se hace con el objetivo de que se evite “la criminalización del trabajo informal y el cese de la persecución estatal”. Los datos de la encuesta serán reservados y se les garantiza el carácter confidencial y los encuestadores tendrán una identificación visible. “Es fundamental para poder tener un diagnóstico sobre la situación saber fehacientemente la cantidad de personas involucradas en la actividad en esas calles y establecer las distintas categorías dentro del rubro, porque existen distintos tipos de venta ambulante”, advirtió.
“El objetivo final es establecer un diálogo progresivo con los propios interesados y con los restantes actores (los comerciantes, los vecinos y el gobierno) para viabilizar una propuesta superadora, que suponga el uso racional del espacio público y la satisfacción de los derechos sociales de los perseguidos”, explicó Gallardo. La Defensoría tituló el comunicado de prensa con la frase: “No hay mejor defensa que una solución”. Allí señalan que “la problemática de los sectores más vulnerables no se soluciona con represión y violencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.