Intervención callejera denuncia la falta de políticas contra la violencia sexual en la Ciudad

Una novedosa intervención callejera contra la violencia de género causó sorpresa y despertó demostraciones de adhesión en las cercanías del Obelisco, donde integrantes del Frente Darío Santillán denunciaron “la falta de políticas públicas por parte del gobierno porteño” en la materia, en el marco de la convocatoria a la movilización que bajo el lema #NiUnaMenos se realizará el  miércoles 3 de junio.
“Un total de 277 mujeres murieron en 2014 a manos de la violencia machista en nuestro país. En la Ciudad no hay ni siquiera estadísticas, pero la mayor parte de las víctimas en la Ciudad había denunciado a sus agresores. No podemos permitir que el estado siga siendo cómplice de estas muertes”, dijo Carina López Monja, referente de Pueblo en Marcha y candidata a legisladora por el FIT.
La militante apuntó contra el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, a quien responsabilizó por “bloquear los derechos” de las mujeres, y propuso “una vida digna sin violencia, con salud para todas las mujeres que habitan la ciudad”.
Se trató de una singular propuesta que atrajo la atención de las personas que pasaban por la vereda del edificio en el que está la Dirección General de la Mujer (Cerrito al 200), organismo del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde se habían distribuido sillas y sobre cada una de ellas un objeto que identificaba una historia diferente, que invitaba a pensar sobre la problemática.
Muchos transeúntes, tanto hombres como mujeres, en vez de ofuscarse porque estaban ocupando la vereda, se acercaron, se quedaron durante la actuación y después algunos de ellos preguntaron, pidieron información, y agradecieron a los organizadores por “sacar el tema a la calle”.
López Monja señaló que la intervención busca denunciar “la falta de políticas públicas en relación a la salud de las mujeres, el cierre de programas de atención y la clara ausencia de interés de los funcionarios porteños por resolver la situación de las mujeres más vulnerables que habitan la ciudad”.
“Para una persona que pasa por alguna de estas historias, querer salir es muy difícil. Más aún si no hay programas accesibles del Estado que contengan la situación. Ellas terminan volviendo a la casa porque no tienen dónde ir, y si no consiguen trabajo volverán indefectiblemente a la misma situación”, dijo López Monja. La actividad propuesta apuntó a Daniela Rey, directora del área del Ministerio de Desarrollo porteño, por “desmantelar el Programa de Atención a la Víctima de Abuso”, entre otras políticas.
Las organizaciones de Pueblo en Marcha y de los movimientos sociales que lo conforman el Frente Darío Santillán, (El Avispero, Democracia Socialista y el MULCS) se retiraron del lugar luego de la actividad, que se caracterizó por ser fugaz, sorpresiva y de alto impacto es su objetivo de mostrar la violencia cotidiana contra las mujeres, simbolizando todas las muertes evitables tanto en el ámbito de la Ciudad como del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.