“No tenemos vocación de ser grandes sino de ser muchos”

Del 11 al 14 de octubre la Manzana de las Luces palpitó con el Primer Foro Social de Revistas Culturales Independientes y Autogestivas, que tuvo como lema El Poder a la Imaginación. En este espacio, editores de todo el país intercambiaron saberes, experiencias y se puso en evidencia que la comunicación cultural autogestiva abarca  un importante sector de la economía regional.

No fue el azar, comentan los fantasmas que habitan la Manzana de las Luces. Se escucha en el crujido de alguna puerta, en los doseles de las ventanas y en los dinteles de las galerías. Lo susurran por los túneles, escondidos en el escalón oculto de la Sala de Representantes o danzando en el patio de la Procuraduría.

Dicen que fue el mismísimo Mariano Moreno quien nos convocó al patio que lleva su nombre, porque allí, hace doscientos años, él editó la Gaceta de Buenos Aires, el primer periódico revolucionario del Río de la Plata.

A Moreno le fascinó impulsar una Ley de Apoyo a la Comunicación Cultural Independiente y Autogestiva -el ingrediente que le falta a Ley de Servicios Audiovisuales-. Simpatizó de inmediato con esa idea de “El Poder a la Imaginación”, la consigna del Foro Social de Revistas Culturales Independientes y Autogestivas. Y nos dio vía libre.

Entonces nos introdujimos en la Jabonería de Vieytes, en el Cabaret, en la sala Rosas Rojas, en la sala Representantes y realizamos charlas, exposiciones, proyecciones, talleres, celebramos una gran asamblea y se concibió el manifiesto de la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA).

El patio Moreno fue el punto de encuentro. Allí se desplegó la feria de revistas culturales de todo el país, donde confluyeron editores, periodistas, militantes, artistas, músicos, poetas, estudiantes, funcionarios, trabajadores gráficos, distribuidores y canillitas.

Periodismo y Autogestión

“No tenemos vocación de ser grandes sino de ser muchos”, lanzó la periodista Claudia Acuña, presidenta de AReCiA, en la apertura del Foro. Antes, destacó el significado histórico del patio Moreno: “Este lugar encarna lo que, nosotros entendemos, es el periodismo: una voz de resistencia, una voz de construcción de sociedad, una voz que se pone de pie y habla a través de nuestros medios”.

Miguel Ángel Brignani, anfitrión del encuentro y director de la Manzana de las Luces, trazó un paralelo entre el pasado de ese histórico lugar y el presente de las Revistas Culturales: “La tenacidad y el esfuerzo de lo que hacen ustedes se asemeja a La Manzana de la Luces. Cuando imaginaron  hacer una revista, pensaron en crear, en dar vida… Hoy nos encontramos, abriendo este Foro, en la mismísima cuna del pensamiento nacional”.

Rodolfo Hamawi, director de Industrias Culturales de la Secretaria de Cultura de la Nación, subrayó: “Tenemos que trabajar para que este periodismo independiente, que es el verdadero periodismo, pueda luchar contra toda política arbitraria y excluyente de concentración monopólica”.

Nora Cortiñas instó a los editores “a no bajar los brazos hasta lograr la sanción de la ley de Apoyo a la Comunicación Cultural Independiente y Autogestiva que están impulsando desde AReCIA”.

Arte y Autogestión

Las Revistas Culturales Autogestivas no sólo garantizan la libertad de expresión, sino que expresan la voz de la diversidad cultural. Los artistas que apuestan a la autogestión y se encargaron de ponerle el cuerpo a estas palabras son:

Mariano Lucano, pintando en vivo y a media luz, durante la apertura del Foro.

Daniela Andújar y el Taller Bailable de Poesía, que coordina en la escuela de gestión social Creciendo Juntos de Moreno, erigiendo las banderas de la autogestión.

El Hip Hop de la Patagonia Rebelde, en las voces de: Sara Hebe (Trelew); Asterisco (Comodoro Rivadavia); Ají Picante (Tierra del Fuego) y Zona Roja (Río Gallegos), todos ellos denunciando las marcas en la piel que deja el avance de las corporaciones económicas sobre ese territorio.

Juan Carlos Domínguez y su del documental Clase Media, que fue proyectado en la sala Representantes y desató un sugestivo debate sobre el grado de colonización al que estamos sometidos.

Ariel Prat, nuestro juglar criollo, músico nacido y fogueado al calor de la lucha popular, cuyas canciones estampan la diversidad que habita en el pavimento porteño.

Sandra Reggiani y el grupo de experimentación Ventana al Imaginario que, en fragmentos de la obra [email protected], hablaron a través de la danza, del ser en el mundo, la  materialización el deseo y los vínculos humanos.

Veroka Velázquez rompiendo espejos, una muestra que da cuenta de lo ficticio de imposiciones sociales sobre la soberanía de cuerpo de la mujer.

Y, por último, la extraordinaria Susy Shock, con sus coplas encantadas que cerraron el encuentro, abriendo caminos…

Dicen los fantasmas de la Manzana de las Luces que a Moreno se lo vio, muy feliz esos días, corriendo del Cabaret a la Jabonería, de la Jabonería a la sala de Rosas Rojas, paseando por el patio que lleva su nombre, o aplaudiendo las resoluciones de la Asamblea en la sala de Representantes. Dicen que él, no saben como, urdió el contenido del manifiesto de AReCIA. Y también, que a veces se lo verá en el mismísimo Congreso agitando la Ley de Apoyo a la Comunicación Cultural Independiente y Autogestiva que, cada día, cuenta con más adhesiones.

————————————————————————————-

El Manifiesto de AReCIA

desde la Manzana de las Luces

 

Luego de compartir cuatro días de charlas, talleres y actividades artísticas, los editores de publicaciones independientes y autogestivas que participamos en este Foro Social, reafirmamos:

Que por convicción elegimos construir de manera colectiva: una publicación sola se arriesga a perder la pulseada en el juego mafioso del mercado, porque la competencia pertenece a un paradigma que queremos dejar atrás y porque somos muchos los que ansiamos que la comunicación vuelva a ser una herramienta de cambio social.

Que la comunicación es un derecho y un deseo porque cada revista, cada editor, cada persona carga con una voz irremplazable e imparable. La bipolaridad feroz que hoy reina en el campo comunicacional argentino divide a un periodismo “independiente” del Gobierno, de otro “independiente” de los “monopolios”. Nosotros trabajamos por un periodismo independiente de gobiernos y monopolios, y pendiente de sus lectores, compañeros, militantes barriales, artistas, trabajadores, vecinos.

Que nuestro camino es la autogestión, que por años ha sostenido esta forma de construir comunicación, cultura y redes comunitarias de organización. Y es lo que nos asegura estar en las calles, ya que somos parte de un sector social y económico minimizado por el Estado e invisibilizado por la legislación.

Que por todo esto, exigimos una ley que reconozca y fomente la comunicación cultural, autogestiva e independiente.

 

Asamblea de editores de revistas culturales independientes y autogestivas reunidos por AReCIA en el Foro Social “El poder a la imaginación”,
Buenos Aires, octubre de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.