Peligro de derrumbe en el Casco Histórico

Anoche un edifico de departamentos tuvo que ser evacuado por peligro de derrumbe, en el barrio porteño de San Nicolás. El edificio, ubicado en calle Uruguay al 60 que presentaba enormes grietas.  Ante esta situación, a  las 23.30 de ayer el Cuartel Central de Bomberos de la Policía Federal recibió el llamado de emergencia, y de forma inmediata, fueron enviadas las dotaciones para participar del operativo junto al personal del SAME.

Se trata de un edificio de tres pisos con 26 departamentos, ubicado en la calle Uruguay, entre Mitre y Rivadavia, con más de 100 años de antigüedad,  habitado por 23  familias que fueron evacuadas ante el riesgo derrumbe. Los residentes del edificio pernoctaron en la calle,  con total incertidumbre acerca de la suerte de sus pertenencias, mientras se realizaba el operativo apuntalamiento del inmueble.

Esta mañana, las 22 de  familias  evacuadas, pudieron retornar a sus viviendas tras el apuntalamiento del edificio afectado. En cambio,  dos de estas familias, una del segundo y otra del tercer piso, se negaron a retornar  porque temen por su seguridad.

Hasta el momento, trabaja en el lugar personal del servicio de Emergencias de la Ciudad, para determinar la magnitud de los daños. Según el inspector de la policía metropolitana Walter Vega y personal de Emergencias de la Ciudad, luego de las tareas de apuntalamiento, la estructura no corre riesgo. Técnicos y peritos explicaron que se está colocando en las grietas una masa denominada “testigo”, que es una pasta de masilla y vidrio molido para medir la evolución de esas aberturas.

Las causas que afectaron a la estructura apuntan a una obra lindera. Una construcción que alcanzaría los 20 pisos, donde se está excavando para hacer cuatro subsuelos. Lo llamativo es que en este solar de calle Mitre 1444, existió el Teatro Argentino, destruido el 2 de mayo de 1973, por un grupo de fanáticos religiosos –autodenominado Movimiento Nacional Argentino–  que le arrojaron una veintena de bombas molotov en su interior, con el fin de  impedir la puesta en escena del musical Jesucristo Superstar.

Si bien el proyecto de obra está en sintonía a la Ley nacional, que obliga a construir en el lugar una sala teatral de las mismas características a la desaparecida, cuenta también con un permiso “especial” para construir una torre de 20 pisos y varios subsuelos excediendo la altura permitida en el Casco Histórico.

Hace un año, a pocas cuadras del lugar, en calle Mitre al 1300, se desmoronó parte de un edificio de 13 pisos, como consecuencia de las excavaciones que se realizaban en el terreno lindante. La tragedia le costó la vida a Isidoro Mandueña,  sepultado por los escombros. Nada parece haber cambiado desde entonces. La Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) informó en esa oportunidad que “hay un récord de derrumbes en la ciudad por obras”. Hubo13 casos en 2011.

Fotografías: Télam

Comentarios

  1. Por lo que vi en T.V.;las fisuras no parecían de magnitud. A la mañana siguiente los ocupantes volvieron y el tránsito por Uruguay siguió normalmente. Independientemente que este caso pueda haber sido exagerado;hay problemas más de fondo: 1°) EL Código de planeamiento Urbano y la exigencia de cocheras que obligan para cumplimentarlas, construir -aunque no sean edificios de mucha altura- cocheras que implican excavaciones profundas, en zonas de edificios antiguos. Estos fueron realizados muchas veces sin tener en cuenta la resistencia de los suelos y los vientos; tal como ocurrió en el edificio siniestrado en la calle Bartolomé Mitre.
    2°) El Código Civil,que viene de la época de Velez Sarfield, y que impide -por derechos de propiedad del subsuelo- apuntalar un edificio lindero ,metros por debajo de la construcción con caños, lo que eliminarían los riesgos de la submuración a realizar. Así se hace en otros países y se ha comenzado también acá, cuando se consigue la conformidad de todos los ocupantes del edificio lindero, al nuevo.
    También la ciudad y sus habitante,requieren nuevas construcciones y no todo lo antiguo es reciclable. Aparte la especulación inmobiliaria concentró la edificación en la zona Norte, destinada en general a capas medias y altas; contribuyendo a un desarrollo inorgánico de la ciudad y dificultando el acceso a una vivienda digna,de los sectores más vulnerables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.