Vecinos se oponen a la instalación de bares en las Plazas

Hoy, lunes 14 a las 19, la Red Interparques y Plazas llevará a cabo una reunión en el mástil de Parque Centenario: avenida Díaz Vélez y calle Marechal, con el objetivo de aunar voluntades para oponerse al proyecto de colocación de bares en las plazas y espacios públicos.
El 19 de marzo pasado, se celebró en la Legislatura porteña la Audiencia Pública para dar tratamiento al proyecto de ley que propone la instalación de bares en espacios verdes de uso público. El proyecto del diputado José Luis Acevedo (PRO),  aprobado en primera lectura en el recinto en noviembre del año pasado, ahora deber ser tratado en tres comisiones para lograr su sanción definitiva.
Con distintas paternidades, esta es la tercera oportunidad que este proyecto se presenta en la Legislatura porteña. El objetivo de la iniciativa apunta a que el Gobierno porteño otorgue a particulares permisos de uso en todo espacio verde mayor a cinco mil metros cuadrados para la instalación de locales destinados al expendio de alimentos y bebidas, con una superficie no superior a los 120 metros cuadrados, incluyendo un espacio abierto con mesas y los sanitarios. A esta superficie se le sumaría un espacio no definido en el proyecto para una cantidad no especificada de reposeras, un local de alquiler de bicicletas, estacionamiento de bicicletas y un área de “vida saludable”.
En la Audiencia se presentaron 27 opiniones a favor del proyecto, en tanto que 19 oradores se opusieron a lo que consideran la privatización espacio público. En tanto, el oficialismo porteño lo debido a “la necesidad de instalar baños públicos en los espacios verdes”.
Los integrantes de Red Interparques y Plazas consideran que este proyecto va en detrimento del derecho al usufructo del espacio público. En este sentido, el 8 de abril pasado, ante una reunión de la Comisión de Espacio Público de la Legislatura porteña, argumentaron su ilegalidad:

  • Viola la Constitución de la CABA, en cuyo capítulo cuarto (Ambiente), Art. 27, punto 3 puede leerse: “(El GCBA) Instrumenta un proceso de ordenamiento territorial y ambiental participativo y permanente que promueve la protección e incremento de los espacios públicos de acceso libre y gratuito, en particular la recuperación de las áreas costeras, y garantiza su uso común”.
  •   Viola a su vez la Ley N° 1777 de Comunas (Arts 10 y 11), según la cual éstas deben participar en lo relacionado a espacios verdes de su territorio. Ningún Consejo Consultivo ni Junta Comunal trató el tema.
  •   Desconoce la Ley 1.153 de Gestión Asociada en el Parque Avellaneda.
  • En cuanto a sus perjuicios que provocaría la puesta en marcha, señalaron:
  •   Quita una superficie absorbente como el césped para reemplazarla por cemento. En una ciudad con graves problemas de inundaciones esta medida agravará la situación.
  • Se privatizan espacios públicos que son de todos y conforman lugares de encuentro e identidad cultural esenciales para la vida en la ciudad.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija como necesario para la salud un mínimo de 10 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, y la Ciudad de Buenos Aires sólo tiene 1,80 metros cuadrados.
  • Ya existen alrededor de los espacios verdes de nuestra ciudad diversas opciones de bebida y comida.

El proyecto aún debe ser tratado en las Comisiones de Desarrollo Económico y Presupuesto, en las cuales la Red Interparques y Plazas reiterará estos argumentos.
En cuanto a su aprobación, el oficialismo porteño cuenta con 28 de los 31 votos necesarios. En tanto 25 diputados han expresado su rechazo. Y se está a la espera de la definición de los ediles: Ocaña y García (Confianza Pública), Ferraro y Olivetto (Coalición Cívica – UNEN), Gentillini (Proyecto Sur – UNEN) y Nosiglia y Rossio (SUMA + en UNEN).
El argumento que más se ha escuchado de quienes están a favor, es que las empresas concesionarias deberán construir y mantener baños, estacionamientos de bicicletas, estaciones saludables, etc. La Red Interparques y Plazas, entiende que estos servicios básicos deben ser otorgados por el Gobierno de la Ciudad y no por empresas privadas.
“Entendemos que nuestra oposición está fundamentada con argumentos veraces, por lo que creemos que el proyecto que no se puede seguir adelante con un proyecto que es claramente ilegal, que será perjudicial para los espacios verdes y, como si fuera poco, trata a los vecinos como clientes” señalan los voceros de la Red Interparques y Plazas.
La Red Interparques y Plazas está formada por vecinos y usuarios de estos espacios, que se unieron para hacer valer sus derechos como ciudadanos y exigir a los funcionarios la participación y consulta vecinal.
“En síntesis, pedimos Plazas y Parques con más verde, sin bares y sin rejas, exigimos hacer valer el derecho de contar con lugares reales de esparcimiento público, que mejoren nuestra calidad de vida y no que la perjudiquen” manifiestas sus integrantes, entre los que vale mencionar: vecinos de Parque Ameghino, de Parque Centenario, de Parque Chacabuco, de Parque Lezama, de Parque Los Andes, de Parque Sarmiento y la organización PropAMBA .

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.