Exitosa celebración del Día del Inmigrante

Miles de personas participaron hoy de los festejos porteños del Día del Inmigrante, que se iniciaron con un desfile de colectividades en los bosques de Palermo.

A lo largo de la jornada, ballets folclóricos de los pueblos representados se sucedieron sobre el escenario montado junto al Planetario “Galileo Galilei”, como expresión típica de su cultura. También, funcionaron más de un centenar de puestos de comidas, bebidas y productos típicos de cada colectividad representada.

Según el director general de Relaciones Institucionales del gobierno porteño, Claudio Abruj, estuvieron representadas 50 colectividades que vienen trabajando desde hace cuatro meses en la preparación artística y gastronómica de este evento. En el desfile participaron 1.500 representantes de las distintas comunidades, 900 bailarines, 100 puestos de venta de comidas y artesanías donde participan otras 1.000 personas

Ana, bailarina de la colectividad portuguesa relató que “los trajes que llevamos son típicos del norte de Portugal, de una región que se llama Minho, son trajes de ricos, y con ellos bailamos folclore de ese lugar de Portugal”,  y señaló que esta la primera vez su colectividad participa de esta celebración.

Sabrina, exponente de los inmigrantes bielorrusos,  resaltó  que “a la gente le gusta, se interesa, vienen a ver las ropas típicas, los adornos, las comidas y preguntan mucho”.

Franco, bailarín de la colectividad búlgara de Berisso, contó que “con el ballet venimos representado a Bulgaria en distintas fiestas provinciales y municipales con toda la pasión que  tiene ese pueblo y estamos muy orgullosos”, expresó.

Uno de los bailarines de la colectividad armenia, Alejandro,  destacó que “estamos disfrutando mucho de los bailes y de las comidas de todos los países que hoy están representados, creo que todos deberían venir a conocer esta diversidad cultural”, destacó.

Una vecina de Palermo, Inés, contó que “con mi marido venimos habitualmente la parque a hacer ejercicio porque vivimos cerca, nos enteramos de que hoy había un evento cuando empezaron a montar las carpas”.

Inés evaluó que “está muy bueno, es muy emocionante ver tanta gente con los trajes típicos de sus antepasados, todas las danzas estuvieron muy bien y hay una oferta gastronómica enorme más allá de lo que cada uno se anime a probar”.

La política no estuvo ausente en la fiesta. En la mesa del País Vasco se juntaban firmas a favor de una amnistía para los presos vascos en cárceles españolas o francesas. “Algunos con condenas de más de treinta años, algunos con enfermedades terminales, aislados y con mala atención médica”, explicó Miguel, uno de los voluntarios.

Abruj reconoció que la fiesta no es una idea de la actual gestión del gobierno porteño que encabeza Mauricio Macri. “Hace muchos años que el gobierno porteño hacía estos festejos, después se discontinuó y nosotros lo retomamos hace tres años”.

“Esta es la conclusión de todo el trabajo que venimos haciendo durante el año con los festivales `Buenos Aires Celebra` en la Avenida de Mayo los fines de semana con todas las colectividades, donde la idea no es solo recordar a los inmigrantes  sino festejar el presente de las colectividades”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.