Lalo de Buenos Aires a un paso de la autogestión

Son 17. Desde anoche permanecen en el restaurante “Lalo de Buenos Aires”. Aguardan una respuesta de la patronal. No obstante, prevén una salida autogestiva al conflicto.
“Lo vamos a trabajar nosotros y descontaremos lo que nos deben. Vamos a hacerlo funcionar con dinero propio, porque no nos dejaron nada”, dice Rubén Soriano, mozo del establecimiento.
“Lalo de Buenos Aires” funciona, desde el año 2001, en calle Montevideo 355, a pocas cuadras del Obelisco. Sus dueños adeudan tres meses de sueldo a 17 trabajadores. Y éstos decidieron ocupar el local y evalúan mantener su fuente de trabajo mediante de la formación de una cooperativa.
“Pasamos la noche en el restaurante a la espera de una respuesta de los propietarios”, relata Soriano. Su compañero, Luciano García, advierte sobre el vaciamiento hecho por sus propietarios: “ya no quedan vinos y en los últimos días teníamos que atender almuerzos o cenas de más de cien cubiertos con medio lomo o tres porciones de vacío”.
Al día de hoy, la firma Sargento Cabral 2426 S.A. adeuda tres meses de sueldo a cada empleado: “Son más de 20.000 pesos que faltan en cada familia, y además hay atrasos históricos en el pago de aportes previsionales”, comenta Luciano y añade: “Hace un año que nos vienen advirtiendo que van cerrar para abrir en un local en Humberto I y Bolívar, y nos dicen que si presentamos la renuncia y nos olvidamos de las deudas nos toman allá, pero si no nos pagan acá la promesa resulta dudosa”.
Los trabajadores de “Lalo de Buenos Aires” remarcan que el principal interés es defender su fuente de trabajo: “Nosotros queremos abrir porque sabemos que este restaurante es redituable y que la clientela es buena, pero queremos abrir en condiciones dignas”.
En este aspecto, ya recibieron respaldo y asesoramiento de sus pares, los trabajadores de la parrilla Alé Alé, que junto con los de los restaurantes Mangiata, Los Chanchitos, La Soleada y Don Battaglia, concretaron el año pasado la reconversión de esas empresas asesorados por la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta).
También Eduardo Montes, dirigente de la Unión Productiva De Empresas Autogestionadas, se acercó al lugar a expresar su solidaridad e indicó que: “en este país, desde 2003, hay un modelo que toma como eje de crecimiento el trabajo, y acá estamos para cuidarlo y apoyar a los compañeros, pero los que se están equivocando y tienen que responder son los propietarios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.