Barrio de lujo en la Reserva Ecológica

Este miércoles, las comisiones de Planeamiento Urbano, Espacio Público y Ecología de la Legislatura porteña debatirán el nuevo proyecto de ley (2078-J-2011), presentado por Mauricio Macri con objetivo que se avance en la aprobación del Convenio entre el Gobierno de la Ciudad y la sociedad Solares de Santa María.
La  primer versión de este proyecto se levantó a raíz de las numerosas críticas que ocasionaron las cláusulas que pretendían ejercer presiones inadmisibles del Poder Ejecutivo y de los grupos económicos sobre la Legislatura. El nuevo texto, presentado hace una semana, si bien reemplaza las controvertidas clausulas, no modifica la esencia del proyecto inmobiliario: un barrio de lujo que no da respuesta a las necesidades de vivienda de los ciudadanos de Buenos Aires.
El proyecto anterior establecía, en su cláusula tercera, que el convenio perdería validez de no ratificarse antes del 10 de diciembre de 2011 y que la empresa se atribuía el derecho de otorgar a los legisladores una prórroga de 300 días. Mientras que la cuarta imponía que los anexos y la ley no podían ser modificados.
“El nuevo proyecto de ley (2078-J-2011) -que reemplaza al presentado hace apenas dos meses atrás- corrige las cláusulas que pretendían ejercer presiones inadmisibles del Poder Ejecutivo y de los grupos económicos sobre la Legislatura, pero no modifica la esencia del proyecto inmobiliario”, expresó el legislador porteño Adrián Camps (Proyecto Sur), resaltando que el debate legislativo, deberá centrarse en “las características del emprendimiento y su impacto ambiental, los compromisos que se le pretenden imponer a la Ciudad sobre la costa del Río de la Plata, el Canal de la Reserva Ecológica y la solución para el problema habitacional de la Villa Rodrigo Bueno”.
“Las modificaciones introducidas en el nuevo texto hacen lugar a la necesidad de audiencia pública -establecida por los artículos 89 y 90 de la Constitución Nacional para las leyes que modifican el Código de Planeamiento Urbano-, y extiende hasta el año 2013 el plazo para el debate del convenio y la sanción de la ley”, sostuvo Camps
En tanto desde el bloque del PRO refutaron a Camps con el argumento de la cesión de espacio público que generará el mega emprendimiento “El proyecto contempla la cesión gratuita a la Ciudad de 273.255,63 m2, lo que representa el 40.37% de la superficie total del predio. Se trata de un porcentaje histórico en materia de cesión para espacios verdes en la Ciudad de Buenos Aires”, explicaron.

Más allá  del argumento del oficialismo, el pasado 27 de septiembre, se desarrolló una reunión de asesores de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña, a la que asistieron,  en respaldo del proyecto empresario, varios diputados del PRO y el Subsecretario de Planeamiento Urbano, Arq. Héctor Lostri. Durante el debate, el Arq. Lostri no pudo contestar diversos cuestionamientos, como fueron:

– Las inadmisibles obligaciones impuestas a esta Legislatura, como la de aprobar este proyecto en 3 meses (lo que resta del año parlamentario) o, como facultad de la empresa, la posibilidad de prórroga por 300 días más; todo ello con la prohibición de realizar modificaciones.

– los largos plazos (hasta 50 años) para el cumplimiento de la entrega de los espacios públicos a la Ciudad por parte de IRSA y la ausencia de garantías para su cumplimiento.

– la ausencia de espacios para servicios públicos, como policía, escuelas, bomberos, hospitales, etc.;

– la creación de un régimen especial administrativo, dado que invierte las relaciones habituales ante la falta de respuesta a presentaciones hechas por la empresa (se da como positiva). Esta modificación requeriría 40 votos para su aprobación;

– las facultades abusivas que el convenio le otorga a la empresa IRSA en relación a incumplimientos o prórrogas de plazos y obligaciones del convenio;

– la falta de un Estudio de Impacto Ambiental que contemple los cambios sustanciales del proyecto desde su primer presentación en el año 2000 hasta la fecha;

– el cambio de destino del canal de la Reserva Ecológica, parcialmente ocupado por la Villa Rodrigo Bueno, alegando que un plano de la ciudad alteró sus límites, negando la validez de la Ley Nacional 21.825, que así los fija;

La inversión estimada total de IRSA será cercana a los 900 millones de dólares considerando el desarrollo máximo de superficie a construir y en infraestructuras viales y de servicios se invertirán aproximadamente 140 millones de dólares.

 

Comentarios

  1. Este gobierno municipal, impulsa proyectos “elitistas”. Siempre los negocios urbanos son lo prioritario y son expresión de lo poco que les interesa planificar una ciudad para todos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.