“¡Chau Roca!”

El historiador Osvaldo Bayer encabezó ayer, en la Legislatura porteña, el lanzamiento de la campaña “Chau Roca” que apunta a la aprobación de una ley que disponga el retiro del monumento a Julio Argentino Roca que se levanta a una cuadra de la Plaza de Mayo.

La campaña que lidera el escritor de “La Patagonia Rebelde” plantea el retiro de la estructura y la colocación en su lugar de un monumento en homenaje a la “Mujer de los Pueblos Originarios” y está acompañada por numerosas organizaciones sociales y de defensa de derechos humanos.

En ese sentido, la campaña “Chau Roca” contempla diversas actividades como una planificada para el 13 de junio, donde Bayer dará una charla magistral en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

También se informó sobre un recital artístico-cultural ante el monumento para el 21 de junio, día del año nuevo mapuche o We Tripantu; así como algunos se animaron a hablar de un encuentro de Bayer con Eduardo Galeano para referirse a la campaña.

 “Roca fue un genocida y un racista que cuando terminó la Campaña del Desierto consignó que los salvajes habían sido eliminados y que sus tierras quedaban libres para los inmigrantes extranjeros”, dijo Bayer antes de su participación en la Legislatura del acto, organizado por el diputado Alejandro Bodart.

Actualmente, en la Legislatura existen cuatro proyectos para retirar el monumento y para instalar en la plazoleta ubicada en la intersección de la Diagonal Sur con Perú una estructura en homenaje a la Mujer de los Pueblos Originarios.

“Sabemos, por un estudio de la Facultad de Filosofía, que entre un 57 y un 64 por ciento de los argentinos tienen sangre de los pueblos originarios. Casi todos a través del mestizo o criollo que nació de una mujer india y en respeto a esa madre y a su sacrificio es que se propone este nuevo monumento”, precisó.

Para poder concretar ese reemplazo, desde hace años, distintas organizaciones sociales mantienen una campaña de recolección de llaves de bronce que servirán para la obra que está a cargo del artista Andrés Zerneri, quien trabaja en ello en un espacio en la ex ESMA.

Concurso “Un niño, una llave”

El concurso “Un niño, una llave”, del que participan escuelas de todo el país que recolectan bronce para un monumento a la mujer originaria, que realizará el artista Andrés Zerneri, extendió su cierre de inscripción hasta el 31 de agosto. La iniciativa premia con cien litros de pintura y un mural realizado por Zerneri a la escuela que más bronce reúna para el monumento.

El objetivo de la propuesta es la creación colectiva de una escultura en bronce en homenaje a los pueblos originarios de Argentina y Latinoamérica, representados en la figura de una mujer de diez metros de altura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.